Un misterioso asesinato en el Convento de Filipinos

Etiquetas

, , ,

Para empezar el año os contamos un suceso que conmocionó a Valladolid en 1882.

El suceso ocurrió el 3 de julio de 1882 en el Convento de los Filipinos, en el que un religioso fue asesinado por un novicio por causas desconocidas. Según recogía la noticia, los implicados habían mantenido una buena amistad de años antes de llegar a Valladolid sin embargo, en los últimos tiempos estaban enemistados sin saberse el motivo o motivos que perjudicaron esa amistad.

Por lo que se cree, una tarde se cruzaron por el mismo camino ambos protagonistas y comenzaron a discutir. Cuando la discusión comenzó a acalorarse, Antonio de la Cuesta (el novicio), sacó una pequeña navaja con la que perforó el corazón de Mariano Fernández Nalda (el religioso), que murió a los pocos minutos. Al poco tiempo llegó el juez a tomar declaración al culpable, que confesó sus actos inmediatamente.

Convento de los Filipinos donde ocurrió el suceso

En agosto se supo que el abogado defensor de De la Cuesta sería, José Muro, catedrático y ex ministro republicano que se pondría ante el fiscal García Valladolid y sin acusación privada. El fiscal consideraba que la reyerta nacía de la rabia acumulada, había finalizado con la muerte del religioso y debía calificarse como homicidio. Pedía una condena de doce años y un día, además de una indemnización para la madre del fallecido. Sin embargo, Muro como defensor, no paraba de aducir al buen comportamiento y carácter ejemplar de Antonio de la Cuesta a lo largo de su vida. Su intención era demostrar que ese suceso había sido algo fortuito fruto del despiste de tener una navajita en la mano con la que estaba cortando un palo y debido ala falta de la luz, al despedirse, olvidó que tenía la pequeña navaja, con tan mala suerte que se hundió sobre el pecho de Mariano. Además, según Muro, cuando Mariano cayó al suelo, Antonio abrazaba el cadáver y lo besaba. Después fue conducido a la cárcel de Chancillería donde sufrió insomnio y llantos interminables.

Finalmente, el jurado no creyó la historia creada por la defensa y Antonio de la Cuesta fue condenado a doces años y un día de prisión y a pagar una indemnización de 2.000 pesetas a la madre de Mariano Fernández Nalda.

*Fuentes:

Berzal de la Rosa, Enrique (2011) Crónica negra de Valladolid. El Norte de Castilla

Anuncio publicitario

Calle de Cascajares

Etiquetas

, , , , , ,

¡Se acaba 2022!

Con la intención de abrir una calle que conectase la calle de Santiago con la Catedral y su entorno, se trazó una vía con un grave error, ya que ni la dirección de su eje iba al centro de la Catedral, ni permitió dar amplitud al frente del monumento para que fuera más vistoso. El expediente para esta nueva calle se inició en 1883.

Calle Cascajares

Cerramos el año con la historia de una vía que se encuentra en la zona centro, entre la plaza Mayor y la plaza de la Universidad: la calle de Cascajares. Se trata de una rúa que continúa en la calle Regalado en dirección hacia calle Santiago.

Así, a esta nueva vía se le dio el nombre de ‘calle de Cascajares’, en memoria del Cardenal Don Antonio María Cascajares y Azara, quien estuvo al frente del arzobispado de Valladolid entre 1891 y 1901. Antonio María Cascajares nació en Calanda (Teruel) en 1834 y fue primeramente militar del arma de Artillería. Fue también Obispo prior de las órdenes militares en la sede de Ciudad Real (1881) y de Calahorra (1883). En 1895 obtuvo la púrpura catedralicia y se trasladó de Valladolid a la diócesis de Zaragoza. Falleció en Calahorra en 1901, antes de recibir la bula para tomar posesión de su último cargo.

*FUENTES: “Las calles de Valladolid: nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Calle Asunción

Etiquetas

, , , , ,

Volvemos a publicar en la sección de calles y en esta ocasión nos centramos en la zona del barrio de San Andrés que se encuentra paralela a la ya comentada calle de Niña Guapa. Nos referimos a la calle de la Asunción.

Esta vía se encuentra en el entorno de la plaza Circular, es paralela también a la calle de la Estación y forma parte del entorno entre el túnel de Labradores y el paseo de San Isidro.

La zona se encuentra enclavada en los terrenos de la conocida huerta de Don Juan Nuevo y tierras aledañas. Al trazar la división de la finca, los vecinos le dieron el nombre de calle Asunción, en honor a una persona que vivió en las primeras casas construidas o por algún familiar que fuera propietaria de esos terrenos con ese nombre.

*FUENTES: “Las calles de Valladolid: nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

La reja de Felipe II

Etiquetas

, , , , , , , ,

Para este post rescatamos una historia bien conocida por los vallisoletanos y que muchos cuentan con orgullo debido al hecho tan curioso que se relata.

Felipe II, hijo de Carlos I de España e Isabel de Portugal, nació el 21 de mayo de 1527 en Valladolid en el conocido como Palacio de los Pimentel. En este edificio se decidieron bautizar al entonces príncipe Felipe y aquí es donde comienza la leyenda.

El bautizo se celebró el 5 de junio de 1527 y para no infringir las jurisdicciones parroquiales, Felipe fue sacado por una de las ventanas del palacio, cuyas rejas tuvieron que romper para tal hecho. Después, se intentó que la reja recuperase su estado inicial y al final, se optó por unir las partes separadas con una cadena entrelazada.

Cadena que une la reja rota en el Palacio Pimentel https://www.info.valladolid.es/blog/leyenda-bautizo-felipe-ii/

Todo esto se debió a que la norma de la época establecía que los bautizos debían celebrarse en la parroquia a la que pertenecía el edificio donde se había producido el nacimiento. Si se hubiera seguido la jurisdicción parroquial, el príncipe Felipe debía haber sido bautizado en la pequeña parroquia de San Martín, donde pertenecía el Palacio de Pimentel sin embargo, los reyes (Carlos I de España e Isabel de Portugal) consideraron que era mucho más vistoso realizar tal celebración en el majestuoso convento de San Pablo. De ahí que decidieran cortar las rejas para pasar al niño de una parroquia a otra.

Representación del bautizo de Felipe II en el Palacio Pimentel https://www.info.valladolid.es/blog/leyenda-bautizo-felipe-ii/

Lo que sí se sabe es que construyeron una pasarela de madera que conectaba el Palacio Pimentel con el altar mayor de San Pablo para evitar que la comitiva tocase el suelo.

*FUENTES:

Burrieza Sánchez, Javier (2019) Guía misteriosa de Valladolid. Edición revisada y ampliada. Gráficas Maxtor.

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/felipe_ii.htm

https://www.info.valladolid.es/blog/leyenda-bautizo-felipe-ii/

*IMÁGENES:

https://www.info.valladolid.es/blog/leyenda-bautizo-felipe-ii/

La anciana degollada por 1.000 duros

Etiquetas

, ,

Volvemos con nueva temporada y para ello comenzamos contando un relato de la crónica negra de Valladolid.

En el Valladolid de 1885 una mujer llamada Petra Moyano vivía en el número 38 de la calle María de Molina. Era conocida por sus vecinos por ser una mujer que estaba sola, recibía pocas visitas y salía muy poco de su casa. Durante el otoño de ese año se extendió un brote de cólera, que junto con las malas condiciones climatológicas, no hizo que los vecinos echaran en falta a la señora Petra.

Sin embargo, a mediados del mes de octubre los vecinos comenzaron a preguntarse qué le habría pasado a a mujer y tras llamar a la puerta, y no obtener respuesta, decidieron avisar a los guardias municipales el 28 de octubre de 1885. Nada más llegaron, llamaron a la puerta sin obtener respuesta y acto seguido, tuvieron que dar aviso al juez municipal, quien tampoco tuvo suerte.

Después, alguien alertó de que una de las puertas de un balcón estaba abierta y un guardia municipal junto con el sereno entraron en la vivienda. Lo que encontraron les dejó muy sorprendidos pues, el cuerpo de Petra Moyano yacía en el suelo, boca abajo y con la cabeza muy separada del tronco, ya que le habían degollado el cuello con algo cortante.

Lo que más sorprendió además del desorden en toda la casa es que encontraron junto al cuerpo una nota anónima que amenazaba de muerte a la mujer si no pagaba 1.000 duros al que había cometido tal crimen. De tal forma, que no quedaba duda de que la señora Moyano había sido asesinada aunque no llegó a saberse quién lo hizo.

*Fuentes:

Berzal de la Rosa, Enrique (2011) Crónica negra de Valladolid. El Norte de Castilla

¿Por qué a los de Valladolid también se les llama pucelanos?

Etiquetas

, , , , , ,

Existen varias hipótesis sobre el origen del nombre de Valladolid, pero entre las más aceptadas es la que vincula el nombre de la ciudad del Pisuerga de una derivación árabe Balad al-Walid («Puebla de Walid», «ciudad de Wallid», en referencia al califa omeya Walid I), o de Vallis Tolitum, un término latino-celta que significa ‘valle de aguas’.

Otros apuntan a que procede de ‘Vallis Olivetvm’, lo que significaría «valle de los olivos» y por otro lado se cree, que analizando el gentilicio vallisoletanos, podría derivar de ‘valle del sol’.

Si en esta explicación es cierto que no hay acuerdo, todavía es más complicado saber cuál es el origen del término «Pucela» y su gentilicio, «pucelano».

La ciudad carece de existencia en la prehistoria y tampoco estuvo habitada por romanos, vacceos, visigodos…etc. sino que, su comienzo se debe a los tiempos del conde Pedro Ansúrez. Con esto se elimina toda posibilidad de asociarlo a seres mitológicos, santos o patronos/as.

El primer historiador de Valladolid, Juan Antolínez de Burgos, explicó que cuando el papa San Clemente I, envió a san Dionisio a predicar en Hispania, distribuyó a sus discípulos por toda la península y cuando puedo convertir a algunos páganos en discípulos suyos, algunos fueron enviados ala ciudad de Pincia, de origen vacceo y que algunos autores identificaron como Valladolid. Sin embargo, no hay pruebas concluyentes para resolver si es cierto o es leyenda.

Por otro lado, el arqueólogo Miguel Ángel Martín Montes, cuya dedicación profesional a Valladolid ha sido amplia, señala que la primera vez que se leyó escrita la denominación de antigua villa del Esgueva fue en 1088 (en tiempos del conde Ansúrez) como «Valaolit».

Respecto al origen de Pucela, parece ser que se trata de un nombre más reciente, de origen popular a través de la expresión oral y que carece de documentación. Tampoco está clara su etimología. Se cree que pudiera venir de «puellicella» (jovencita) o «pullicella» (pulguita). Por otro lado, en el diccionario de Corominas, el término «poncella» se refería a Juana De Arco y las damas francesas y el término Pucela pudo incorporarse al castellano como un galicismo.

En un documento histórico publicado en el siglo XV, «la Crónica de don Álvaro de Luna, Condestable de Castilla, Maestre de Santiago», se recogía la correspondencia del monarca castellano con dos embajadas francesas para solicitar ayuda para enfrentarse a los ingleses en la Guerra de los Cien Años. En una carta de 1429 los partidarios franceses de Juana de Arco solicitaban a Álvaro de Luna que intercediese ante el Rey de Castilla par que los castellanos ayudasen a los franceses frente a los ingleses. El documento causó un gran revuelo y se convirtió en una reliquia, escrita por la «Pucelle» de su puño y letra. Con esta misiva se animó a la población para ayudar a Juana de Arco, naciendo así los partidarios de «La Doncella». Lus Calabia, cronista de Valladolid, concluye que «la Pucela» fue la propia caudilla francesa, y «los de Pucela» los que la siguieron.

Por su parte, el catedrático de Historia Contemporánea César Almuiña concluye que «Pucela» y «los pucelanos» son una «invención del siglo XX», mientras que el músico Joaquín Díaz señala que la comercialización de cementos llamados «La Pucelana» por parte de la empresa Eloy Silió, favoreció la expansión del término «Pucela».

*FUENTES:

Burrieza Sánchez, Javier (2019) ‘Guía misteriosa de Valladolid’, Edición revisada y ampliada. Gráficas Maxtor.

https://www.tribunavalladolid.com/noticias/de-donde-viene-el-nombre-de-valladolid/1490739453

Calle de la Torrecilla

Etiquetas

, , , , , ,

La calle Torrecilla se encuentra en la zona de la plaza de San Pablo y llega hasta la calle de las Angustias.

Esta vía data del siglo XVI y en sus orígenes se llamó calle de las Angustias, ya que en ella se encontraba la Cofradía del mismo nombre.

A principios del siglo XVII la Cofradía de las Angustias se trasladó a la antigua plaza del Almirante y por ello, esta zona poco a poco se la conoció como calle de las Angustias. Sin embargo, donde anteriormente se encontraba la Cofradía se la conocía como «calle de las Angustias viejas». De esta forma, se fue perdiendo el nombre original y con el tiempo, fue sustituido por la denominación de calle Torrecilla. El nombre se debía a que una de las casas que hacía esquina con la calle Fray Luis de Granada tenía una especie de torre pequeña que destacaba y era bien visible y de hecho, con este nombre aparece ya en el plano de Ventura Seco en 1738.

A pesar de esta historia, el nombre oficial de «calle Torrecilla» se reconoció en 1842. Un edificio destacado que encontramos en esta calle es la Casa Revilla, donde frecuentemente se pueden visitar exposiciones culturales de forma gratuita.

*FUENTES: “Las calles de Valladolid: nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Paseo de Farnesio

Etiquetas

, ,

En este post vamos a conocer por qué se llama así el paseo de Farnesio.

La vía comprende desde el final del paseo de las Delicias hasta unir con la carretera de Madrid. Al principio de su construcción esta zona recibió el nombre de «carretera detrás de la estación» por situarse justo detrás de los talleres de Renfe (Compañía de Ferrocarril del Norte).

Talleres Renfe

El 10 de julio de 1936 el Ayuntamiento decidió renombrarla como calle de Manuel Gil Baños, primer teniente de Alcalde que había fallecido justo unas semanas antes. Gil Baños era, además, director y profesor del Instituto José Zorrilla de la ciudad y había ejercido como Presidente de la Comisión gestora de la Diputación provincial durante el primer bienio de la Segunda República. Por esta razón, el 28 de abril de 1937 la Comisión gestora decidió volver a cambiar el nombre de la vía por el de «paseo de Farnesio».

El motivo de este nuevo y último cambio es que la calle estaba cerca del cuartel del Conde Ansúrez, donde se alojaba el regimiento de caballería de Farnesio. El título de Farnesio se concedió a esta unidad militar en homenaje al general Alejandro Farnesio, III duque de Parma, hijo de Margarita de Austria (hija de Carlos I), que fue educado en España y quien sucedió a su tío Don Juan de Austria en el gobierno de Flandes.

*FUENTES:  Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico’ . Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Calle Fray Luis de Granada

Etiquetas

, , , , , , , ,

La calle Fray Luis de Granada es una vía estrecha, cercana a la Iglesia de San Pablo y que conduce a la calle Cadenas de San Gregorio.

Placa con el nombre de la calle

Se trata de una calle solitaria, con poco tránsito y que ya existía en el siglo XV, ya que al registrarse el nacimiento de Felipe II en el Palacio de Pimentel, (en la calle Cadenas de San Gregorio) ya se hablaba de la vía que quedaba a la izquierda y en dirección al convento de San Pablo, a la que se llamó calle «Calderica», aunque se desconoce el motivo del tal nombre.

En el siglo XIX se llamó «calle de la Ceniza» porque se decía que hacia allí se arrojaban las cenizas del Palacio Real. A continuación fue nombrada como «calle Elvira», en honor a la hija de Don Buenaventura Acero que vivía en el número 3. Tras la revolución de 1868 se cambió el nombre por el de «calle Lagunero» y poco después se rectificó y se rebautizó con el nombre definitivo de calle Fray Luis de Granada. El motivo de tal decisión fue su proximidad al colegio de San Gregorio, donde el dominico Fray Luis de Granada estudió y juró sus estatutos el 11 de junio de 1529.

Otro aspecto importante de esta calle es que en el número 3 nació el poeta José Zorrilla el 21 de febrero de 1817 y actualmente podemos visitar la Casa Zorrilla con el mobiliario de la época. La casa está en armonía con la calle puesto que es modesta y con un patio empedrado similar al de la vía.

Entrada a la Casa Zorrilla

*FUENTES:  Las calles de Valladolid: nomenclátor histórico’ . Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Benito Loygorri Pimentel

Etiquetas

, , , , , , ,

Esta entrada está dedicada al primer español con título de piloto de aeroplano: Benito Loygorri Pimentel, cuya vida estuvo totalmente dedicada a la aviación y a la ingeniería.

Este aviador nació en Biarritz (Francia) le 4 de septiembre de 1885 aunque en realidad se le considera personaje vallisoletano ya que su madre, Carmen Pimentel, pertenecía a una importante familia de abolengo pinciano. Su madre se casó con un Loygorri de las vascongadas y por eso, se dice que Benito «nació accidentalmente en Biarritz» pues era un vallisoletano muy enraizado sin embargo, el alumbramiento se cree que se produjo en alguno de los viajes que las familias españolas con posibles realizaban a la vecina Francia.

Benito Loygorri Pimentel

EL 30 de agosto de 1910 Benito se convirtió en el primer español en obtener el título de piloto de la FAI (Federación Aeronáutica Internacional). Pilotó un biplano modelo Henri Farman con motor Gnome 50 CV, en la localidad francesa de Mourmelon-le-Grand. Además, nada más obtener el título regresó a España donde unas semanas después el Aero Club de Guipúzcoa organizó un concurso aéreo en el que participó con su Henri Farman contra los franceses Garnier (que pilotó un Bleriot) y Tabuteau (al mano de un Maurice Farman). Benito Loygorri tuvo la suerte de estar en el aire más tiempo que sus contrincantes, según sus palabras «unos veinticinco o treinta minutos» y además fue admirado por la reina Victoria Eugenia que se encontraba en el palco real presenciando la exhibición. Por este motivo, meses después fue condecorado con la Cruz de Isabel la Católica.

El primer vuelo oficial de Benito Laygorri Pimentel fue el 13 de marzo de 1921 en el Aeródromo de Cuatro Vientos pilotando su Farman junto al conocido aviador Emilio Herrera. En 1923 emigró a América donde trabajó como ingeniero de la empresa Farman suministrando los primeros aviones al ejército español hasta 1931. En este año regresó a España como gerente peninsular de la marca americana sin embargo, su estancia fue breve pues fue puesto al cargo del departamento de ventas y exportaciones de la General Motors en Norteamérica hasta su jubilación en 1950.

*FUENTES: 

Valladolid Universal. Historias y leyendas de la ciudad que fue capital del mundo. (2014) Roberto Alonso. Elefantus Books.

https://dbe.rah.es/biografias/45322/benito-loygorri-y-pimentel

https://vallisoletvm.blogspot.com/2011/11/benito-loygorri-un-vallisoletano.html

https://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/22/castillayleon/1245667780.html

*IMAGEN: https://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/22/castillayleon/1245667780.html