Plaza y calle de San Salvador

Etiquetas

, , , ,

En este nuevo post regresamos a la zona del centro de la ciudad para descubrir la historia de la Plaza de San Salvador, ubicada entre la calle Castelar y la propia calle de San Salvador (o continuación de la plaza).

IMG_20160608_182326

Plaza de San Salvador

Según el primer historiador de Valladolid, Juan Antolínez de Burgos, en esa misma zona en el S. XII hubo una ermita dedicada a Santa Elena, que poco después se convirtió en parroquia y pasó a denominarse de San Salvador.

Además, un diploma del Archivo de la Catedral del 22 de febrero de 1208 (concordia entre el Abad y el cabildo de la Iglesia de Santa María la Mayor que recogía que los fondos que se ingresaban correspondían a ambas mesas (parroquias).

En el S.XIII se recoge en un documento una “cal que va a San Çaluador”, consecuencia que todo estaba en las inmediaciones de la Parroquia de San Salvador. También había una “cruz del Salvador” en la plazuela que finalmente dio título a la calle y plaza y que se expandía por la actual calle Enrique IV.

IMG_20160608_182315

Fachada Iglesia de San Salvador

El nombre de la calle como tal, aparece mencionada en la escritura del 21 de agosto de 1611 del Hospital de Esgueva, pero sin concretar a qué tramo de la calle se refiere. Así, se acordó denominar calle de San Salvador al tramo que va desde el número 2 y que hace ángulo en la calle Longaniza ( actual calle Enrique IV) hasta su desembocadura en la calle Herradores el 10 de abril de 1863.

La iglesia de San Salvador se agrandó y reconstruyó en el S.XVI y las obras finalizaron en 1492, colocándose en 1504 un retablo flamenco con pinturas de Quintín Metsys. La fachada es del primer estilo del Renacimiento y mezcla de estilo herreriano y fue construida por el maestro de cantería Juan Sanz de Escalante (1576).IMG_20160608_182307

 

 

 

 

 

 

*FUENTE:

“Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

 

Plaza Circular

Etiquetas

, , ,

En esta ocasión nos adentramos en el barrio de Vadillos, justo después de atravesar el túnel que sigue al Paseo de San Isidro.

IMG_20160509_175953

Plaza Circular

Vamos a conocer un poco de la historia de la Plaza Circular y calle Pérez Galdós.

Lo que hoy conocemos como Plaza Circular, por tener precisamente esa forma geométrica, fue proyectada al comenzar a construir el barrio de Vadillos a finales del siglo XIX. En esa época la zona estaba atravesada por el ramal sur del Esgueva y donde hoy está la calle Tudela, había un puente adosado a una de las puertas de la ciudad. Puerta que fue destruida tras el derrocamiento de Isabel II y que se conocía como “puerta de Tudela”.

La plazuela que surgió tras reorientar al Esgueva y derribar la puerta, fue ensanchada hasta alcanzar forma de gran circunferencia.

El 9 de enero de 1920 el Ayuntamiento acordó titularla bajo el nombre de ‘Plaza de Pérez Galdós’ , sin embargo, el pueblo la llamaba popularmente “plaza circular” (debido a su forma). Finalmente, este fue el nombre con el que se quedó, ya que fue puesto por el propio vecindario. 

IMG_20160509_180100

Calle Benito Pérez Galdós (desde Plaza Circular)

Para dejar constancia de una calle en honor del escritor y gran novelista, Benito Pérez Galdós, en 1920 también se denominó calle Pérez Galdós a la vía construida sobre el cauce macizado del Esgueva, cuyas aguas más arriba se encontraba el citado puente.

*FUENTE:

“Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

 

Calle Enrique IV

Etiquetas

,

El recorrido por la historia de las calles de Valladolid nos lleva hoy a una calle situada en la zona centro: la calle Enrique IV.

En el S.XVII a esta pequeña vía que se encuentra entre la calle Teresa Gil y la calle del Santuario se la denominó “calle de la Longaniza”. 

IMG_20160322_111212

Calle Enrique IV desde la calle Santuario

El historiador de Valladolid Ventura Pérez cita bajo esta denominación a la rúa en 1729 y la rotula en el plano en 1738 simplemente con la palabra “Longaniza” , sin referirse a ella como calle. Muchos creen que la denominación de “longaniza” se debe a que se trata de una calle recta y estrecha, aunque no hay nada confirmado.

Anteriormente, en el S.XVI la vía se encontraba entre un gran corral, en medio de una gran manzana de edificaciones de grandes dimensiones y que se extendía hasta la que hoy es la calle de Simón Aranda. En este corral, el autor de comedias Mateo de Salcedo instaló el que el mismo denominó “Corral de la Longaniza”. Allí se representaron comedias, aunque por poco tiempo.

A comienzos del S.XIX se cambió el nombre de la calle y se colocó una placa con el nombre de “calle de Enrique IV”, por su proximidad a la casa de las Aldabas, donde nació el príncipe y después rey Enrique.

IMG_20160322_111320

Calle Enrique IV desde su entrada en la calle Teresa Gil

La aparición de esta calle puede estar relacionada con un Regimiento del 18 de mayo de 1498, en la que se relaciona la “callejuela de San Salvador como parte del costado de las casas de Fernan López de Calatayud hasta salir a la calle Teresa Gil” (que sería la misma calle que en los autos del Regimiento de 1497 a 1502 se designó como “calle que va de San Salvador a Teresa Gil”.

*FUENTE:

“Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

 

 

El Mercado del Campillo

Etiquetas

, ,

Un edificio destacado de la calle Panaderos es el Mercado del Campillo, del que hoy descubriremos algunos datos.

IMG_20160202_112200

Mercado del Campillo

A mediados del s.XIX en Valladolid eran evidentes las necesidades sociales para abastecer sus demandas de comestibles y por ello, el Ayuntamiento comenzó a estudiar la posibilidad de construir mercados de abastos abiertos. Su objetivo era facilitar el acceso del público a los productos de primera necesidad, garantizando la higiene y eliminando la venta callejera.

En torno a 1860 se comenzó a analizar diferentes emplazamientos y proyectos, los cuales, respondían todos a la misma tipología: planta rectangular, de una sola planta, con estructuras resueltas a base de columnas de fundición.

Finalmente, en la sesión del Ayuntamiento del 14 de mayo de 1877 se acordó la realización de tres mercados, de los que se encargaría el arquitecto municipal Joaquín Ruiz Sierra.

El 8 de enero de 1878 se aprobaron los presupuestos y construcciones de estos tres mercados:

  • Mercado Central (conocido como Mercado del Val): longitud 72 m, latitud 20 m, superficie 1.440 m2 y Presupuesto de 130.617,39 pesetas.
  • Mercado del Campillo de San Andrés:  fue el de mayor tamaño, longitud 80 m, latitud 30 m, superficie 2.400 m2 y Presupuesto de 210.288,00 pesetas.
  • Mercado de Portugalete: longitud 83´ 60 m, latitud 23´ 50 m, superficie 1.964,60 m2 y Presupuesto de 166.105,53 pesetas.

IMG_20160202_112124

El proyecto se aprobó el 18 de enero de 1878 con Miguel Íscar de alcalde de Valladolid. Las obras del Mercado del Campillo se encargaron al contratista Don Jacinto Peña, con una baja de un 13,5% del presupuesto.

Fueron muy numerosas las dificultades y problemas que surgieron a lo largo de la construcción de los tres mercados, por lo que su finalización fue diferente. En 1880 ya se había construido el del Campillo; y en 1881 los de Portugalete y Val.

Años después estos mercados han sufrido algunas reformas. El del Campillo se desmontó en 1957, y el de Portugalete en 1974. Actualmente, el Mercado del Val se encuentra de reformas completas del edificio y estructura y desde el 15 de octubre de 2013 realiza su actividad comercial en la plaza del Poniente, en un mercado provisional.

El nombre de Mercado del Campillo de San Andrés se debe a la proximidad del mercado a la parroquia dedicada a este santo.

*FUENTES: Los tres mercados de hierro de la ciudad de Valladolid. María Soledad Camino Olea. Actas del Cuarto Congreso Nacional de Historia de la Construcción, Cádiz, 27-29 enero 2005, ed. S. Huerta, Madrid: I. Juan de Herrera, SEdHC, Arquitectos de Cádiz, COAAT Cádiz, 2005.

https://jesusantaroca.wordpress.com/2015/01/09/los-mercados-historicos-de-valladolid/

 

Calle Panaderos

Etiquetas

, , , ,

IMG_20160202_111750

Calle Panaderos 

En la entrada anterior del blog comentábamos la calle Claudio Moyano y los límites de la segunda muralla. Para continuar este recorrido por el centro de la ciudad, hoy descubrimos la historia de la calle Panaderos.

La vía en cuestión va desde la calle Estación hasta la plaza de España.

IMG_20160202_111914

Calle Panaderos

Sobre su historia, decir que a partir de los límites de la segunda muralla, la villa se ensanchó a través de la puerta de Teresa Gil y a partir de ahí, se formaron dos calles nuevas; una de ellas la propia calle Panaderos. Estas dos rúas se poblaron rápidamente y se llenaron de nuevos comercios y oficios. 

En el caso concreto de la calle Panaderos se establecieron los “zurraderos”, aquellos que tenían por costumbre zurrar las pieles (curtirlas y doblarlas) para quitarlas el pelo y de esta forma, se establecieron en Valladolid las primeras tenerías. Solían establecerse cerca de las aguas de la ciudad y en esta ocasión, aprovecharon el ramal sur del Esgueva.

IMG_20160202_112257

Calle Panaderos esquina con plaza de España

De esta forma, tal como data un Reglamento de 1512, por aquel entonces la calle se llamaba de los Zurradores. En esa época la pestilencia que este oficio lanzaba a la villa, hizo necesario que los regidores ordenasen cerrar las puertas. Solo quedaron abiertas las puertas del Campo, Santiesteban y Puente. Además, se dejó abierto un postigo en la Puerta de Teresa Gil y se colocaron dos guardas en cada una de las puertas.

Esta calle se llamó de los Zurradores hasta 1738, ya que por aquella fecha se instalaron un buen número de panaderías, incluso en las calles adyacentes. También favoreció el cambio de la calle, el hecho de que las tenerías se trasladaron a otro barrio.

*FUENTES: “Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

 

 

 

El límite de la segunda muralla

Etiquetas

, , , ,

Comenzamos el año descubriendo la historia de una nueva calle, en esta ocasión, Claudio Moyano.

1claudio

Se trata de una vía que une la calle Duque de la Victoria (esquina con Plaza España) con la parte final de la calle Santiago. Y además, una de las calles que la atraviesa es la ya comentada aquí anteriormente, calle del Licenciado Vidriera.

Anteriormente se llamó calle de Alfareros y era el límite de la segunda muralla de la ciudad, dentro del barrio de Santa María.

En un primer momento y como perteneciente al barrio de los moriscos, fue una zona que albergó un buen número de alfarerías que datan del siglo XV.  Así fue como tomó nombre de calle de los alfares.

2claudio

El nombre de esta calle cambió de nombre en la sesión del Ayuntamiento celebrada el 30 de enero de 1902. Se hizo con la intención de recordar que Claudio Moyano y Samaniego se doctoró en Derecho por la Universidad de Valladolid, desempeñó la cátedra de Instituciones Civiles y al año siguiente de la Economía Política, fue capitán de la milicia, alcalde constitucional de Valladolid en 1841, rector de la Universidad y diputado a cortes por la provincia vallisoletana.

Claudio Moyano nació en Bóveda de Toro o Fuente de la Peña (Zamora) el 30 de octubre de 1809 y falleció en Madrid el 7 de marzo de 1890.

En 1850 Claudio Moyano fue nombrado rector de la Universidad de Madrid y ministro de Fomento por tres veces (en 1853 con el general Lersundi como presidente, en 1856 con Narváez y en 1864 con Arrazola).3claudio

Actualmente, esta calle se encuentra en pleno centro de la ciudad y alberga varios tipos de comercios (especialmente librerías y joyerías), pero también bares y edificios de media altura.

Fuentes“Las calles de Valladolid: nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

 

Calle del Licenciado Vidriera, una Novela ejemplar de Cervantes

Etiquetas

, , , ,

Uno de los personajes más destacados del Siglo de Oro es Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) , quien residió en Valladolid por breves periodos de tiempo de su vida.

Calle Licenciado Vidriera, al fondo la Casa Museo Cervantes

Calle Licenciado Vidriera, al fondo la Casa Museo Cervantes

En honor a este gran escritor, considerado la  máxima figura de la literatura española, hay varios monumentos y vías en la capital del Pisuerga que recuerdan su paso por Valladolid.

Me refiero a la propia calle Cervantes, la Casa Museo Cervantes e incluso, una estatua en la Plaza de la Universidad, entre otros elementos que podemos encontrar por toda la ciudad.

Otra de las calles dedicada a este literato es la calle Licenciado Vidriera, una vía corta y estrecha que conecta con las calles Claudio Moyano y Miguel Íscar, respectivamente. Pero además, justo en frente se encuentra (en su salida a Miguel Íscar) el propio Museo Casa Cervantes, por lo que toda esa zona está muy unida a la figura del “manco de Lepanto”.

Licenciado Vidriera, al fondo Claudio Moyano

Licenciado Vidriera, al fondo Claudio Moyano

Sobre la historia del nombre de esta calle, se debe a que se cree que Cervantes escribió esta Novela ejemplar , junto con El coloquio de los perros, en lo que hoy es la Casa Museo Cervantes; en la calle Miguel Íscar. Esta vivienda está formada por cuatro casas, que construyó en 1601 el apoderado del Ayuntamiento, Juan de las Navas.

La novela es una descripción de personajes y situaciones, donde Cervantes recoge una colección de aforismos y enseñanzas y está disponible en este link: Novela Licenciado Vidriera.

licenciado1

 

*FUENTES:

http://vallisoletvm.blogspot.com.es/2010/04/cervantes-en-valladolid.HTML

http://www.valladolidweb.es/valladolid/imagesmagvall/007.htm

 

Calle de Arribas

Etiquetas

,

En esta ocasión nos situamos en el centro de la capital vallisoletana, cerca de la Catedral y más concretamente, en la calle de Arribas.

Calle de Arribas en dirección a calle López Gómez

Calle de Arribas en dirección a calle López Gómez

Su historia se remonta al siglo XIII, momento en la que se la conocía como “cal de Tovar”, ya que hay documentos del 18 de agosto de 1279 y del 22 de diciembre de 1281 que recogen “et las casas que nos uos damos son un par de casas en la cal de Touar, en la linde de don Yague ffijo de Mari Muñoz…”.

En 1333 un tal Alonso Rui de Cal de la Puente, vecino de Valladolid, hizo una donación inter vivos al Cabildo de la Santa Iglesia situada a la entrada de la cal de Tovar (la actual Catedral), lo cual obligó al Cabildo a que se realizase un aniversario por su alma cada año.

Como en la actual calle de Arribas tenía casas el Cabildo, no era de extrañar que tuvieran contratos de arrendamiento de las mismas a particulares, de entre los que destaca Alonso Fernández de Cáceres (1483), quien tomó en renta unas casas que el Prior y Cabildo de la Iglesia Mayor tenían en la citada calle Tovar.

Calle de Arribas en dirección a la Catedral

Calle de Arribas en dirección a la Catedral

En torno a 1527 esta vía perdió una de sus aceras al iniciarse la construcción de la Colegiata nueva y su nombre siguió siendo el de calle de Tovar debido a que en sus casas principales habitaban familias con ese apellido, por entonces muy abundante en Valladolid.

Finalmente, el 27 de junio de 1894 se decide darle a esta rúa el nombre de calle de Arribas en honor de Don Julián Arribas Baraya , catedrático muy prestigioso de la época de la Universidad de Derecho de Valladolid. Arribas se dedicó con gran entusiasmo a la enseñanza desde sus primeros años de abogacía y obtuvo el título de doctor en 1859. Además, fue académico destacado en Bellas Artes de Valladolid. Fue un personaje muy apreciado en la capital pucelana por su honradez, laboriosidad y amor al trabajo y la virtud.

Julián Arribas Baraya falleció el 14 de junio de 1894 en el número 8 de la calle de la Libertad, misma calle en la que el catedrático había nacido.

*FUENTES: 

 “Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Calle de la Pólvora

Etiquetas

, ,

Seguimos “caminando” por la historia de las calles de Valladolid, para descubrir todo sobre la vía llamada calle de la Pólvora.

polvora desde badillos

Vista actual de la calle Pólvora desde la plaza de Luis Braille

Según cuenta la historia recogida por Juan Agapito y Revilla en su libro Las calles de Valladolid, en la calle de Santa Lucía, entre las calles Renedo y Nicasio Pérez; hubo en torno a 1738 una puerta llamada de “la Pólvora”.

puertadelapolvora

m@guadi 20-05-2011

De hecho, se puede comprobar en un plano realizado por Ventura Seco y que el autor del blog Valladolid Web (m@guadi 20-05-2011), trasladó a Google Maps.

En esta zona, hubo una casa dedicada a la fabricación de pólvora o un molino, según señala Agapito y Revilla, “no está muy claro”.

Lo que sí se sabe es que esta calle conducía a la puerta o “portillo” de la pólvora y que el 10 de abril de 1863 se la conocía como “callejón de la Pólvora”. De este modo, se denominó a toda la manzana anterior como calle de Alamillos, y  todo el conjunto de casas desde el el Prado y en esta dirección quedó como perteneciente a dicho callejón. 

Finalmente, pasó a ser proclamada calle, al hacer la nueva rotulación a mediados de este siglo pasado

*FUENTES: 

http://www.valladolidweb.es/valladolid/loqueyanoesta/puertadelapolvora.htm

 “Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Calle Pólvora desde la entrada de calle Alamillos

Calle Pólvora desde la entrada de calle Alamillos

Plaza del Poniente

Etiquetas

, , , ,

La entrada del blog de hoy nos lleva a descubrir la historia de la Plaza del Poniente.

Plaza del Poniente

Plaza del Poniente

Durante la época del Valladolid antigüo, el ramal Norte del río Esgueva atravesaba esta plazuela, para después desembocar en el río Pisuerga. Además, en esta zona se encontraba el puente de San Benito, en la prolongación de la calle de San Lorenzo.

Junto al puente de San Benito había unos molinos que, fueron retirados por los daños que ocasionaban a la ciudad, por moler a represadas y retener las aguas de las crecidas. Por ello, tras el acuerdo firmado el 25 de agosto de 1563, por el doctor Diego Gasca, los molinos fueron derribados, con su correspondiente tasación para los dueños (entre ellos, el monasterio de San Quirce).

En realidad, la plaza del Poniente, se convirtió a partir de principios del siglo XX en uno de los dos jardines públicos más importantes de Valladolid junto con el Campo Grande, tras desaparecer en su totalidad los jardines del Prado de la Magdalena; que se transformaron durante siglos en el Espolón Viejo y el Espolón Nuevo desde el Puente Mayor hasta la calle Tenerías.

El 10 de abril de 1863 se acordó que esta zona se llamara “explanada antiguo soto de San Benito, Plazuela de Poniente”, debido a que por aquel entonces, a la orilla del Esgueva se hizo un soto, después se estrechó el cauce, se cubrió y allí se hizo una explanada.

Edificio provisional del Mercado del Val

Edificio provisional del Mercado del Val

Con el paso de los años, la explanada se regularizó y se construyó un parque infantil y zona verde. En la actualidad acoge desde el verano de 2013 el Mercado del Val, que tuvo que trasladarse por las obras de reconstrucción del antiguo edificio situado junto a la Iglesia de San Benito. Se trata de un mercado provisional hasta que finalicen las reformas.

Además, junto a esta plaza hay una estatua en homenaje a la poeta Rosa Chacel. Se trata de una figura de bronce realizada en 1996 por Luis Santiago Pardo.

Estatua de Rosa Chacel en la Plaza del Poniente.

Estatua de Rosa Chacel en la Plaza del Poniente

*FUENTES:

-“Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

http://vallisoletvm.blogspot.com.es/2010/02/la-plaza-de-poniente.html

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.