Etiquetas


Paseo de Zorrilla 

Se encuentra en el Barrio “Paseo Zorrilla”, que es una de las principales arterias situadas al sur de la ciudad.

* Entrada: Plaza Zorrilla
* Salida: C/Real (Puente Duero)

NOMBRES ANTERIORES:

* Acera de Sancti Spiritus (Plaza Zorrilla-Sancti Spiritu); Camino Real Nuevo de Madrid (desde el Convento a la Carretera de Salamanca).

* Camino Real Viejo de Madrid (desde el Convento hasta la Carretera de Salamanca).

* Calle de Puente Duero (desde el Convento de Carretera de Salamanca, 1863).

* Paseo de Álvarez Taladriz (de Carretera de Salamanca a La Rubia, 1921).

NOMBRE ACTUAL: Pº de Zorrilla, desde el Acuerdo del 24 de mayo de 1950.

DATOS SOBRE EL BARRIO EN EL QUE SE ENCUENTRA EL PASEO

Forman el barrio las calles que quedan a la derecha del mismo, entre la calle San Ildefonso y el Puente Colgante y a ambos lados del Paseo de Zorrilla desde el Puente Colgante hasta la calle de la Hípica.

El barrio consta de un total de 73,49 hectáreas y lo habitan más de 31.000 personas.


Historia del Paseo

Entre los siglos XVI y XVII, lo que hoy se denomina el primer tramo del Pº de Zorrilla, perteneció a la ciudad conventual. Así encontramos edificios como: Sancti Spiritus, Agustinas Recoletas (hoy parroquia de San Ildefonso), Colegio de Niñas Huérfanas, Hospital de San Juan de Dios. A este primer tramo se le llamó acera de Sancti Spiritus.

En estos siglos creció a la derecha el arrabal de San Ildefonso, donde vivieron los grandes artistas de Juan Juni y Gregorio Fernández.

A partir de 1780 fue una de las principales vías de salida hacia Madrid, denominándose Camino Real Nuevo de Madrid.

A comienzos del siglo XIX se acondicionó el norte del paseo con bancos de piedra y bellas esculturas, formándose de esta manera un importante paseo que fue sustituyendo al de las Moreras. A finales del siglo XIX se colocó el monumento al poeta José Zorrilla, que dio nombre a esta importante arteria urbana.

La construcción de la Academia de Caballería y el grupo escultórico “Los cazadores de Álcantara” de Benlliure contribuyeron en 1921 a embellecer este paraje.


Edificio de la Academia de Caballería en Plaza Zorrilla

La margen izquierda del paseo quedó organizada en 1880 al arreglarse el Campo Grande, conservándose la alineación del Camino Real Viejo de Madrid con el antiguo Convento del Carmen Calzado (que en esta fecha ya era Hospital Militar).

Vista de la Plaza de Toros

En los años 30 en terrenos que fueron de huertas en la margen izquierda, se trazan calles y se lotifica el espacio. Norberto Adulce construye un barrio para obreros, donde las casas son de dos plantas, el espacio muy reducido y los materiales pobres. Los nombres de su mujer e hija –Catalina Pérez y Catalina Adulce- quedaron en sus calles.

El Doctor Camilo Calleja García también se decidió a edificar en terrenos que había comprado en años anteriores, trazándose así las calles Alemania, Italia y Portugal. Los nombres de estas calles surgen durante la Guerra Civil como agradecimiento a la ayuda que estos países prestaron.

Hasta la década de los cuarenta las construcciones fueron similares, siendo una zona de residencia de obreros y artesanos.

A mediados de los cincuenta empiezan a construirse las primeras casas para gentes acomodadas. Al comenzar la década de los sesenta se transforman los modestos inmuebles de épocas anteriores en inmuebles altos y viviendas amplias, lujosas y con todo tipo de confort.

Entre 1961 y 1963 se urbaniza hasta la Plaza de Toros y entre 1963 y 1965se urbaniza el último tramo hasta La Rubia. Se construyen tres importantes edificios de hasta 21 plantas con 519 viviendas (Las Mercedes).

Aparecen en esta época comercios de lujo y centros de diversión. Así se convierte el Paseo de Zorrilla en una zona de expansión para gentes acomodadas.

También se puede hablar de una urbanización marginal en la prolongación del actual Pº de Zorrilla. El asentamiento surge hacia 1945 en la antigua cañada para el ganado, llamándose el suburbio “La Cañada de Puente Duero”. La mayor parte de las viviendas son de una sola planta con patio delantero.

Fuentes consultadas y en las que se puede ampliar la información:

*”Valladolid, otra mirada. Fachadas, balcones y miradores”. Ana de la Rosa Pérez.

*”Nuestras calles y sus personajes”. Asunción González Meriel, Mª Victoria Llanos Pérez, Esther Marcos Gutiérrez y Mª Rosario Pascual Molpeceres.

Anuncios