CALLE TERESA GIL

 

 

CALLE TERESA GIL VISTA DESDE FUENTE DORADA

 

ENTRADA: Plaza de Fuente Dorada

SALIDA: Plaza España

NOMBRE ACTUAL: desde el siglo XIV

Esta calle adquirió gran importancia en el siglo XIII porque arrancaba del lugar en el que se encontraba parte del mercado de la ciudad y que se extendía por tiendas y mercaderes hasta lo que se llamaba la “Frenería”, para finalizar en una puerta de la segunda muralla, que recibió el mismo nombre que la calle: Teresa Gil.

La rúa acogió las residencias de ilustres y acaudaladas familias, las cuales, fueron denominadas como “Casas de las aldabas”. En ellas habitaron familias linajudas, los Santisteban (que sucedieron a los de apellido Valladolid), los de la Cerda (representados por el matrimonio compuesto por  Don Pedro de la Cerda y Doña María del Castillo Zúñiga y Reynoso) los Verdesoto o los López de Calatayud, tan nombrados y conocidos en el Valladolid del siglo XVI.

Un hecho destacado es que Doña Isabel la Católica fue propietaria de algunas de las casas de esta calle y de hecho en marzo de 1506, Don Fernando el Católico y su segunda esposa, Doña Germana de Foix, pernoctaron algunas noches. Años más tarde, estas residencias fueron utilizadas por el ejército real que tras entrar en Tordesillas, y constituir las Cortes, (formadas por la Junta general de las comunidades y la Santa Junta de Valladolid) instaló la reunión de la  Santa Junta en una de las salas de las casas del  comendador Ribera hasta que se disolvió tras el desastre de Villalar.

 

TERESA GIL VISTA DESDE PLAZA ESPAÑA

 

Otro señor destacado que tuvo casas principales en la Calle Teresa Gil fue el Conde de Castrojeriz, Ruíz Díaz de Mendoza, quien fue mayordomo mayor de Don Juan II y Don Enrique IV y alcalde del alcázar de Segovia.

En definitiva, fue una calle de gran importancia para la nobleza y bastante habitada de hecho, era una vía principal de la época.

Pasados los años se construyó la Iglesia de San Felipe Neri y en el extremo, pegando a donde estuvo la puerta de la segunda muralla, se edificó el nuevo convento de Premostraterises, con su curiosa iglesia barroca,  que sirvió de “templo de la libertad”, como decían en los primeros días de la Primera República española.

FUENTES“Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

IMÁGENES:  http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Calle_Teresa_Gil_Valladolid.jpg

https://picasaweb.google.com/lh/photo/qsuSCFQ0dA2VGid2lsRKcQ

Anuncios