Etiquetas

, ,


En esta ocasión vamos a conocer el origen de la que se conoce actualmente como calle Puente Colgante.

En realidad esta vía pertenece a la carretera de Salamanca desde la pasarela del Arco de Ladrillo hasta el edificio del manicomio provincial sin embargo, desde el paseo de Zorrilla hasta esta parte de la calle en concreto, fue nombrada como calle del Puente Colgante.

Vista de la calle del Puente Colgante, al fondo se encuentra parte del puente

Vista de la calle del Puente Colgante, al fondo se encuentra parte del puente.

Justo al lado de la estación de autobuses de Valladolid, hay un puente de hierro al que desde su origen los vallisoletanos llamaron “puente colgante”, aunque de “colgante” tenga poco, por su estructura.

La historia se remonta a 1851, cuando el Ayuntamiento decidió construir un puente de hierro que fue costeado por el Estado, cuyos muros se construyeron en 1853. Tras la subasta de las obras, estas quedaron en manos de Don José de Salamanca y Mayol, conocidísimo banquero de la época, hombre de negocios y político del siglo XIX. Sin embargo, poco después las obras fueron suspendidas, se reformaron los planos y hubo que buscar un nuevo contratista.

Vista de la calle del Puente Colgante en dirección al paseo de Zorrilla.

Vista de la calle del Puente Colgante en dirección al paseo de Zorrilla.

Finalmente en 1861 se reanudaron las obras, esta vez otorgadas a los Ingenieros de Caminos más destacados en Valladolid de la época, Don Carlos Campuzano y Don Antonio Borregón, que ejecutaron la obra en 1864 por un coste de cuatro cientas mil pesetas. El hierro del puente procedía de los talleres J. H. Porter de Birminghan (Inglaterra) y el puente quedó oficialmente inaugurado el 19 de abril de 1865 por el arzobispo de Valladolid, el cardenal Moreno.

*FUENTE: “Las calles de Valladolid:nomenclátor histórico” Juan Agapito y Revilla. Editorial Maxtor.

Anuncios